24/6/16

¿Pueden la insulina en altas dosis prevenir la diabetes tipo 1 en niños de alto riesgo? [24-6-16]


¿Pueden la insulina en altas dosis prevenir la diabetes tipo 1 en niños de alto riesgo?

Un estudio halló que tomar cápsulas de la hormona natural diariamente desencadenaba una respuesta inmunitaria protectora.


En un pequeño estudio preliminar, cápsulas con altas dosis de insulina indujeron de manera segura lo que parecer ser una respuesta inmunitaria protectora en niños con alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 1.

Un grupo de investigadores señaló que si estos resultados se corroboran en estudios más grandes realizados durante periodos prolongados de tiempo, el tratamiento podría prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 1 en niños de alto riesgo, de la misma forma en que las inyecciones contra las alergias pueden preparar al sistema inmunitario para no reaccionar ante alérgenos inofensivos.

"Hemos presentado un paradigma relativamente nuevo, que es exponer activamente el cuerpo a una de sus propias proteínas antes de que este tenga la oportunidad de considerarlo ajeno y eliminarlo como a un virus, cosa que pasa en los niños que desarrollan diabetes tipo 1", dijo el autor principal del estudio, Ezio Bonifacio, subdirector del Centro DFG de Terapias Regenerativas en Dresde, Alemania.

Los resultados del estudio se publicaron en el número del 21 de abril de la revista Journal of the American Medical Association.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que se desarrolla cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error las células beta del páncreas que producen insulina. Eso hace que los niños y los adultos sean incapaces de generar insulina, o de generarla en cantidades suficientes. La insulina es una hormona necesaria para convertir el alimento en combustible para las células del cuerpo y el cerebro, de acuerdo con la investigación de antecedentes del estudio.

Sin insulina de reemplazo, que actualmente se suministra en forma de inyecciones o de una bomba de insulina, la gente con diabetes tipo 1 moriría.

Equilibrar la dosis adecuada de insulina es difícil puesto que las necesidades de las personas cambian diariamente, incluso de una hora a otra. La dificultar para manejar la diabetes tipo 1 es la razón principal por la que se desea prevenir la enfermedad, según Bonifacio.

Los autores del estudio señalaron que estudios previos con animales han señalado que la insulina por vía oral puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 1.

Para el nuevo estudio, los investigadores reclutaron a 25 niños de entre 2 y 7 años de edad. Todos ellos tenían fuertes antecedentes familiares de diabetes tipo 1 y se les consideraba en riesgo de desarrollar el padecimiento por causas genéticas.

Sin embargo, los niños aún no mostraban ninguna actividad dañina del sistema inmunitario. Esto significa que aún no tenían anticuerpos que destruyen la insulina.

Quince niños recibieron cápsulas de insulina diariamente con distintas dosis por entre 3 y 18 meses, de acuerdo con el estudio. Diez niños recibieron cápsulas inactivas de un placebo.

Casi todos (83 por ciento) los que recibieron la cápsula con una alta dosis de insulina mostraron una respuesta protectora del sistema inmunitario. Algunos niños que tomaban dosis más bajas mostraron también una respuesta, pero esto sucedió en un tercio o menos de los niños de esos grupos, según hallaron los investigadores.

Bonifacio dijo que se espera que quienes tengan una respuesta a las cápsulas de insulina creen células protectoras inmunoreguladoras que reconozcan la insulina y comprendan que no es una amenaza que deben atacar.

El investigador explicó que se trata de una premisa similar a la que está detrás de las terapias de desensibilización a las alergias.

Bonifacio añadió que la terapia pareció ser segura, pues no causó reacciones alérgicas o menores niveles de azúcar en la sangre. "Pero el tratamiento debe ser puesto a prueba por mucho más tiempo y en muchos más niños antes de que en verdad podamos decir que es seguro", dijo.

Aún hay muchas preguntas. No está claro por cuánto tiempo sería necesario suministrar la terapia para inducir una respuesta inmunitaria protectora. Y, ¿sería suficientemente robusta la respuesta protectora para superar la respuesta agresiva que se ha observado en el desarrollo de la diabetes tipo 1?

También existe preocupación de que dar insulina por vía oral de manera proactiva podría inducir el proceso mismo que está intentando evitar, si bien Julia Greenstein, vicepresidenta de investigación de descubrimientos en la JDRF (antes conocido como la Fundación para la Investigación de la Diabetes Infantil), dijo que no había señales de que eso esté sucediendo en este estudio temprano. JDRF proporcionó una subvención que financió parcialmente esta investigación.

El doctor Jay Skyler, subdirector del Instituto de Investigación sobre la Diabetes (Diabetes Research Institute) y autor de un editorial acompañante en la revista, dijo que los investigadores mostraron señales de "una respuesta inmunitaria protectora que podría compensar la respuesta inmunitaria destructiva continua" que desencadena la diabetes tipo 1.

Sin embargo, añadió que "la ciencia avanza lentamente... no busquemos resultados inmediatos".
 

21/6/16

El consumo moderado de cerveza previene la diabetes, según un estudio


El consumo moderado de cerveza previene la diabetes, según un estudio

Según la investigación varios componentes de la benida influyen positivamente en el control de esta enfermedad


cadenaser.com

El consumo moderado de cerveza tiene un efecto preventivo sobre la Diabetes Mellitus, según el documento Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus, presentado este jueves por el centro Cerveza y Salud con la colaboración de la Associació de Diabètics de Catalunya (ADC) y la Federación de Diabéticos Españoles (Fede).

El texto ha sido presentado por el catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y representante de la Sociedad Española de Diabetes, Martín Bermudo, autor del documento, han informado las entidades organizadoras en un comunicado conjunto.

Concluye que diversos componentes de la cerveza, como la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica, influyen positivamente en el control de la diabetes, siempre que se consuma "de forma moderada": 2-3 cañas al día para los hombres y 1-2 cañas al día para las mujeres.

Según el texto, una dieta rica en fibra y el consumo de polifenoles reduce el riesgo de padecer esta enfermedad, y agrega que un déficit de algunos minerales como el magnesio se ha relacionado con un incremento en el riesgo de padecer Diabetes Mellitus de tipo 2.

Bermudo ha afirmado que la cerveza "es una bebida con contenido en magnesio, fibra y polifenoles como las isohumulonas", además de que es capaz de aumentar la capacidad antioxidante del plasma.

El centro ha remarcado que existen trabajos que indican que la ingesta de alimentos con actividad antioxidante mejora el grado de estrés oxidativo e influye positivamente en la aparición y evolución de las complicaciones de la diabetes.


Compuestos fenólicos


"En cuanto a los procesos inflamatorios que están presentes en las complicaciones macro y microvasculares de la diabetes es importante destacar el papel antiinflamatorio que pueden jugar la fibra y los compuestos fenólicos de la cerveza", ha sostenido Bermudo.

La revisión bibliográfica concluye que, en pacientes con Diabetes Mellitus 2, el consumo moderado de cerveza puede reducir los niveles circulantes de homocisteína, un marcador que sirve para medir el riesgo de arteroesclerosis.
 

17/5/16

Diabetes mal cuidada desencadena daños en órganos vitales [17-5-16]


Diabetes mal cuidada desencadena daños en órganos vitales

También ocasiona enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, ceguera e insuficiencia renal


Una diabetes mal cuidada acelera el estrechamiento y endurecimiento de las arterias, lo que desencadena el daño de varios órganos vitales y ocasiona enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, ceguera e insuficiencia renal, advirtió la doctora Eloísa Salas Hernández.

La titular de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 40 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa refirió que este padecimiento es considerado un grave problema de salud pública y afecta principalmente a personas que padecen sobrepeso y obesidad.

"De acuerdo a estadísticas, se desprende que entre el 85 y el 90 por ciento de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2, son obesos al momento del diagnóstico, ya que su estilo de vida lo han conducido a la ingesta de comidas rápidas, altas en calorías y grasas", dijo.

Explicó que a esta mala alimentación se suma una notable disminución de actividad física, ya sea por el uso de videojuegos, largas horas frente a la computadora, el Internet o la televisión.

Mencionó que una vez establecida la diabetes, uno de los principales problemas es que la hiperglucemia, azúcar elevada en la sangre, si no se controla, acelera el estrechamiento y endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).

Esta situación, afirmó "a futuro daña varios órganos vitales y ocasiona enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, ceguera, insuficiencia renal, complicaciones durante el embarazo y amputaciones de las extremidades inferiores".

La especialista exhortó a la población a realizarse la detección oportuna de diabetes mellitus, además de informarse sobre los métodos para prevenirla y evitar complicaciones que esta enfermedad ocasiona, tanto en quienes la padecen como a sus familiares.

Salas Hernández dio a conocer que tanto en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) como en los hospitales del IMSS, se realiza la prueba y se otorga información para que de una manera sencilla y práctica, los asistentes conozcan la gravedad de esta afección y la importancia de prevenirla.

Manifestó que para atender este y otros padecimientos crónico- degenerativos, el Instituto cuenta con la estrategia de Atención Preventiva Integrada (PrevenIMSS), con la que se promueve la detección oportuna de la diabetes, principalmente en dos grupos de riesgo.

Acotó que están considerados grupos de riesgo, las personas de 20 años de edad con sobrepeso y obesidad, así como los que tienen familiares que padecen este mal y la población en general a partir de los 45 años.

Expuso que basta una sola gota de sangre para determinar la cantidad de glucosa, en caso de que el resultado sea anormal, se deriva al derechohabiente con su médico familiar.

Precisó que entre los síntomas de una persona con diabetes destaca sed intensa, exceso de hambre, aumento en el número de ocasiones que orina, pérdida de peso y cansancio sin causa aparente.

Enfatizó que los síntomas pueden tardar en aparecer hasta 10 años después de establecido el padecimiento, de ahí la importancia de acudir a la detección de glucosa por lo menos, cada tres años.

3/5/16

Diabetes afecta productividad de personas [3-5-16]


Diabetes afecta productividad de personas

La diabetes mellitus es un problema de salud pública que tiene un considerable efecto incapacitante en el ámbito laboral, lo que redunda en una severa afectación a la productividad de las personas y, consecuentemente, en la economía familiar y social.

CIFRAS

Del total de personas con este padecimiento en el Hospital General "Dr. Santiago Ramón y Cajal" del ISSSTE en Durango, de enero a junio del presente año, se reportan 1,788 casos de diabetes de los cuales 1,146 son mujeres y 642 hombres, afirmó Juan Eugenio González Martínez, director de este centro médico.

Precisó que en la actualidad, la diabetes inicia en edades muy tempranas, ya que dentro de estas cifras hay 10 casos en menores en el rango de 5 a 14 años de edad. En los últimos años se ha registrado una tendencia creciente entre niños y adolescentes, debido a que adquieren malos hábitos alimenticios, generando el problema de la obesidad, que es una de las causas para la aparición de la diabetes.

Para abatir el problema y evitar que los derechohabientes desarrollen esta patología el ISSSTE realiza acciones de promoción y cuidado de la salud.

ORIENTACIÓN

Acciones en las que se tiene como objetivo proporcionar elementos básicos para el cuidado y manejo de la enfermedad, pero fundamentalmente para abatir el índice de pacientes complicados y, en el mejor de los casos, orientar a la población en general sobre los hábitos alimenticios y conductas de salud adecuadas para evitar la afectación o, por lo menos, retrasar la edad en que aparezca este mal, según el galeno.

A pesar de los esfuerzos de la ciencia, el especialista comentó que la diabetes no es curable, sólo controlable con tratamientos de insulina, de ahí la importancia de vigilar la evolución de los síntomas, a fin de detectar en etapas tempranas la patología, porque en casos extremos la diabetes infantil puede conducir a la muerte.

Por eso mismo hay que controlar los hábitos alimenticios de los niños, adolescentes y adultos para evitar que sean obesos y, consecuentemente, eludan las complicaciones de salud en el futuro, pues a estas alturas la diabetes mellitus se ha convertido en un problema de salud pública en el país, concluyó González Martínez.
 

20/4/16

Abusar de los antibióticos podría generar la diabetes [20-4-16]

   
Abusar de los antibióticos podría generar la diabetes

Esto puede suceder porque generan un desequilibrio en la composición de la flora bacteriana en el intestino, lo que llegaría a impactar en otros sectores de nuestro

Lleva más de diez años de vigencia la advertencia extendida a buena parte de la comunidad médica en torno del uso indiscriminado de antibióticos en distintos ámbitos, que va desde la cría de animales para consumo humano hasta la prevención de enfermedades infecciosas que no necesariamente se tratan con esos medicamentos.

Lo cierto es que al riesgo ya demostrado de que los antibióticos pierdan su efectividad, dejando a los médicos sin herramientas para combatir infecciones potencialmente mortales, se suman nuevos efectos adversos relacionados con su impacto sobre el organismo humano.

El más reciente es su denunciado vínculo con la diabetes tipo 2.

Esta enfermedad, que se caracteriza por la incapacidad del organismo de utilizar la insulina para procesar los azúcares de los alimentos y que puede conducir a la necesidad de recibir periódicas dosis de insulina, está en franco avance, como resultado de la epidemia de obesidad que afecta actualmente al mundo occidental.

Sin embargo, el exceso de peso corporal no sería el único factor de riesgo. Un reciente estudio norteamericano sugiere que el uso excesivo de antibiótico podría aumentar el riesgo de diabetes, al alterar la flora intestinal.

"Aunque nuestro estudio no muestra causalidad, creemos que los niveles y la diversidad cambiantes de las bacterias intestinales podrían explicar el vínculo entre los antibióticos y el riesgo de diabetes", comentó el doctor Yu Xiao Yang, investigador de la Universidad de Pensilvania.

Junto a su colegas analizó información médica de un millón de personas del Reino Unido para hallar que aquellos que habían recibido, al menos, dos regímenes de cuatro tipos de antibióticos (penincilinas, cefalosporinas, quinolonas y macrólidos) eran más propensos a contraer diabetes.

Según el análisis, de dos a cinco regímenes de penincilina elevan el riesgo de diabetes en un 8 por ciento, pero cuando se trata de personas que recibieron más de cinco regímenes el riesgo fue del 23 por ciento.

En cuanto a las quinolonas, de dos a cinco regímenes aumentaron el riesgo de diabetes en un 15 por ciento, mientras que más de cinco aumentaron el riesgo en un 37 por ciento.

Se ha sugerido que las bacterias intestinales influyen con los mecanismos subyacentes de la obesidad, la resistencia a la insulina y la diabetes en modelos tanto animales como humanos.
 

13/4/16

Jugos para reducir la diabetes tipo 2 en una semana [13-4-16]


Jugos para reducir la diabetes tipo 2 en una semana

Aunque las personas con diabetes deben ponerse en control médico para chequear que todo esté bien, una buena alternativa es consumir algunos remedios naturales que pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre para controlar la diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el cuerpo no es capaz de regular los niveles de azúcar en la sangre. Esta enfermedad se puede desencadenar por múltiples causas, entre las que se incluyen el factor genético, la obesidad, el estrés, la mala alimentación, enfermedades, cirugías, medicamentos o virus, entre otros.

La insulina es una hormona producida por el páncreas y que cumple la función de regular los niveles de azúcar en la sangre. La diabetes se produce cuando el cuerpo produce poca insulina, crea una resistencia a la misma, o ambos casos.

¿Cuáles son los tipos de diabetes?


Existen dos tipos de diabetes y ambos casos tienen diferentes causas y factores de riesgo:

Diabetes tipo 1: Es un tipo de diabetes que puede aparecer a cualquier edad, pero que afecta especialmente a los niños, adolescentes y adultos jóvenes. En este tipo de diabetes, el cuerpo no produce o produce muy poca insulina, ya que las células encargadas de ello dejan de trabajar correctamente. En este caso la solución es inyectar a diario una dosis de insulina, la cual debe ser recomendada por un experto según el caso de cada paciente.

Diabetes tipo 2: Es el tipo de diabetes más común. Suele afectar principalmente a los adultos mayores de 60 años, pero hoy en día mucha población joven se ve afectada por este problema debido a la obesidad y la mala alimentación. En este caso la diabetes suele detectarse cuando está muy avanzada, ya que muchos no se dan cuenta de que sufren esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?


La diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente en la mayoría de los pacientes y, en muchos casos, no se presentan síntomas hasta que la enfermedad ya está avanzada.

Entre los síntomas que puede provocar la diabetes encontramos, entre otros:

  • Orinar continuamente.
  • Mucha sed.
  • Fatiga.
  • Mala cicatrización.
  • Infecciones constantes.
  • Pérdida de pelo y de dientes.
  • Pérdida de peso excesiva.
  • Visión borrosa.

¿Es posible controlar la diabetes naturalmente?


Aunque las personas con diabetes deben ponerse en control médico para chequear que todo esté bien, una buena alternativa es consumir algunos remedios naturales que pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre para controlar la diabetes. En este caso hablamos de la diabetes tipo 2, en la que es posible estimular la producción de insulina. Si este es tu caso, quizá alguno de los siguientes jugos te pueda ayudar.

Jugo de espinaca y apio para controlar la diabetes tipo 2


Este jugo combina las propiedades de las espinacas, la zanahoria y el apio para ayudar a las personas que sufren de diabetes tipo 2.

Beneficios:

La zanahoria es un alimento rico en potasio, el cual es necesario para equilibrar los niveles de sodio que están asociados con la hipertensión. Este alimento también regula la sangre y ayuda a prevenir los problemas de visión en las personas que sufren de diabetes.

Por su parte, las espinacas contienen calcio, beta-caroteno y vitaminas A y C, que le aportan múltiples beneficios a la salud, incluyendo la reducción de azúcar en la sangre. El apio contiene potasio y magnesio, que le aportan un importante beneficio al sistema cardiovascular. Por último, utilizaremos manzanas verdes, que podrían reducir los niveles de azúcar en la sangre gracias a sus contenidos de ácido málico.

Ingredientes

3 puñados de espinacas.
2 tallos de apio.
1 zanahoria.
1 manzana verde.
1 pepino (opcional).

¿Cómo prepararlo?

Limpiar y pelar la manzana y la zanahoria. Posteriormente, introducirlas en la licuadora y mezclarlas con el resto de los ingredientes. Le puedes agregar un poco de agua para facilitar el licuado.

Jugo de coles de Bruselas y judías verdes


Al igual que la bebida anterior, este jugo puede ayudarte a reducir los niveles de azúcar en la sangre, así como la presión arterial.

Beneficios:

Las coles de Bruselas y las judías verdes son ricas en minerales y vitamina B6, claves para la disminución del azúcar en la sangre. Ambos ingredientes también son una fuente natural de insulina vegetal.

Ingredientes

10-12 coles de Bruselas.
2 tazas de judías verdes.
1 limón, pelado.
1 pepino (opcional).

¿Cómo prepararlo?

Limpiar bien los ingredientes y luego mezclarlos en una licuadora con un poco de agua para facilitar el licuado.

Se recomienda beber cualquiera de estos jugos todos los días en ayunas para reducir la diabetes tipo 2.
 

11/4/16

Diez mitos y falsas creencias sobre la enfermedad de la diabetes [11-4-16]


Diez mitos y falsas creencias sobre la enfermedad de la diabetes

  • A nivel mundial, habrá más de 300 millones de diabéticos en 2025 y entre un 20% y un 25% de la población adulta podría padecer prediabetes.
  • La diabetes ocasiona más muertes en un año que el cáncer de mama y el Sida. Dos de cada tres diabéticos mueren de enfermedad cardíaca o ictus.

Existen creencias sobre la diabetes que hacen difícil que la gente acepte algunos hechos duros como que la diabetes es una enfermedad grave y potencialmente mortífera. Estos mitos pueden crear una imagen de la diabetes que no es exacta y que está llena de estereotipos y estigmatización. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, a nivel mundial, habrá más de 300 millones de diabéticos en 2025 y los datos señalan que entre un 20% y un 25% de la población adulta podría padecer prediabetes. Desde la página web de la Asociación Americana de la Diabetes se presentan los mitos y falsas creencias más comunes entre la población y la información real que ayuda a desmontarlos:

1. La diabetes no es una enfermedad grave Si la diabetes se controla de forma adecuada se puede prevenir o retrasar las complicaciones. Sin embargo, la diabetes ocasiona más muertes en un año que el cáncer de mama y el Sida en conjunto. Dos de cada tres personas con diabetes mueren de enfermedad cardíaca o ictus.

2. Si tienes sobrepeso o padeces obesidad, desarrollarás con el tiempo diabetes tipo 2
Tener sobrepeso es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad, pero otros factores de riesgo como los antecedentes familiares, la etnia y la edad también están implicados. Por desgracia, demasiadas personas ignoran los otros factores de riesgo de la diabetes y piensan que el peso es el único factor de riesgo de la diabetes tipo 2. La mayoría de personas con sobrepeso nunca desarrollan diabetes tipo 2 y muchas personas con diabetes tipo 2 tienen un peso normal y un sobrepeso sólo moderado.

3. Comer demasiado azúcar produce diabetes La respuesta no es simple. La diabetes tipo 1 está causada por la genética y factores desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad, la diabetes tipo 2 está causada por la genética y factores del estilo de vida. Tener sobrepeso aumenta tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y una dieta alta en calorías procedentes de cualquier fuente contribuye al aumento de peso. La investigación ha mostrado que tomar bebidas azucaradas está vinculado a la diabetes tipo 2. La Asociación Americana de Diabetes recomienda que las personas eviten el consumo de bebidas endulzadas con azúcar para ayudar a prevenir la diabetes. Estas bebidas incluyen refrescos, zumos de fruta, bebidas de frutas, bebidas energéticas, deportivas, té dulce y otras bebidas azucaradas. Estas bebidas podrían subir la glucosa en sangre y proporcionar varios cientos de calorías en una única ración.

4. Las personas con diabetes deberían comer alimentos especiales para diabéticos Un plan de alimentación saludable para personas con diabetes suele ser por lo general similar a una dieta sana para cualquier persona, baja en grasas saturadas y trans, moderada en sal y azúcar, con alimentos basados en proteínas magras, vegetales sin almidón, cereales integrales, grasas saludables y fruta. Los alimentos 'dietéticos' y diabéticos no suelen por lo general ofrecer beneficios especiales. La mayoría de ellos también elevan los niveles de glucosa en sangre, suelen ser más caros y también tener un efecto laxante si contienen azúcares alcohólicos como edulcorantes.

5. Si tienes diabetes, deberías comer sólo pequeñas cantidades de alimentos con almidón, como pan, patatas y pasta Los alimentos con almidón pueden formar parte de un plan de alimentación saludable, pero el tamaño de las raciones es clave. Las formas integrales de pan, cereales, pasa y arroz y los vegetales con almidón como las patatas, boniatos, garbanzos y maíz pueden incluirse en comidas y tentempiés. Además, de estas comidas con almidón, las frutas, judías, leche, yogur y dulces son también fuentes de carbohidratos, que deben reducirse en la dieta. Un buen comienzo es incluir entre 45 y 60 gramos de carbohidratos por comida. Sin embargo, necesitarás más o menos carbohidratos en las comidas según cómo se controla la diabetes. Es recomendable con el médico y el equipo de atención clínica la cantidad más adecuada en cada caso. Una vez que se conocen las cantidades individuales más adecuadas se puede adaptar cada comida según estos criterios.

6. Las personas con diabetes no pueden comer dulces o chocolate Las personas con diabetes pueden tomar dulces y postres si se comen como parte de un plan de alimentación saludable o combinados con ejercicio. No existen más 'prohibiciones' para las personas con diabetes de las que existen para quienes no padecen la enfermedad. La clave en los dulces es tomar una ración muy pequeña y reservarlos para ocasiones especiales mientras que la alimentación está centrada en alimentos más saludables

7. Puedes 'pillar' la diabetes de otra persona No. Aunque no sabemos exactamente por qué algunas personas desarrollan diabetes, sabemos que no es contagiosa y que no se puede pillar como un resfriado o gripe. Parece existir algún vínculo genético en la diabetes, en particular en la diabetes tipo 2. Los factores de estilo de vida también intervienen.

8. Las personas con diabetes son más propensas a resfriarse o enfermar No existe una mayor propensión a coger un resfriado u otras enfermedades. Sin embargo, es recomendable que las personas con diabetes se vacunen de la gripe. Esto se debe a que cualquier enfermedad puede hacer que sea más difícil controlar la diabetes y las personas con diabetes que se contagian con la gripe son más propensas a desarrollar complicaciones graves.

9. Si tienes diabetes tipo 2 y tu médico dice que necesitas empezar a utilizar insulina, esto significa que no has gestionado bien la diabetes Para la mayoría de personas, la diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva. Cuando se diagnostica, muchas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar sus niveles de glucosa en sangre en un nivel saludable con medicamentos orales. Pero con el tiempo, el cuerpo produce de forma gradual menos insulina y finalmente los medicamentos orales no son suficientes para mantener los niveles normales de glucosa. Utilizar insulina para conseguir niveles saludables de glucosa es algo positivo no negativo.

10. La fruta es un alimento saludable, está bien comer tanta como se desee La fruta es un alimento saludable. Contiene fibra y muchas vitaminas y minerales. Dado que la fruta contiene carbohidratos, éstos necesitan incluirse en el plan de alimentación. Lo más indicado es hablar con un dietista sobre la cantidad, frecuencia y tipos de frutas que se deberían comer
 

10/4/16

Las pastillas de aceite de pescado podrían reducir el riesgo de diabetes, afirman los investigadores [10-4-16]


Las pastillas de aceite de pescado podrían reducir el riesgo de diabetes, afirman los investigadores

Observan unos niveles más altos en la sangre de una hormona beneficiosa entre las personas que tomaban complementos de omega 3

Los complementos de aceite de pescado podrían ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2, sugiere una investigación reciente.

Los complementos, también conocidos como ácidos grasos omega 3, aumentan los niveles de una hormona llamada adiponectina que se relaciona con la sensibilidad a la insulina, hallaron investigadores de la Universidad de Harvard. También se han relacionado unos mayores niveles de esa hormona en la sangre con un menor riesgo de enfermedades cardiacas.

"Aunque estudios anteriores con animales hallaron que el aceite de pescado aumentaba la adiponectina circulante, no se ha establecido si en los humanos hay un efecto similar", señaló en un comunicado de prensa de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society) el autor líder del estudio, Jason Wu, de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Para el estudio, los investigadores llevaron a cabo un "metaanálisis" de 14 ensayos clínicos. Un metaanálisis revisa la investigación existente e intenta hallar un patrón constante. En este caso, los estudios revisados eran ensayos aleatorios controlados con placebo, lo que se considera como el estándar de excelencia en la investigación.

"Al revisar la evidencia de los ensayos clínicos aleatorios existentes, hallamos que los complementos de aceite de pescado causaban aumentos modestos en la adiponectina en la sangre de los humanos", explicó Wu.

En total, el nuevo estudio observó a 682 personas que tomaron complementos de aceite de pescado, y a 641 que recibieron placebos como aceite de girasol o de oliva.

Entre las personas tratadas con aceite de pescado, los niveles de adiponectina aumentaron en 0.37 microgramos por mililitro de sangre. Esta hormona desempeña un rol beneficioso en procesos que afectan al metabolismo, como la regulación de la glucemia y de la inflamación.

Dado que los efectos del aceite de pescado variaron significativamente en los estudios analizados, los investigadores sugirieron que los ácidos grasos omega 3 podrían tener un efecto más potente en ciertos grupos de personas. Los investigadores concluyeron que se necesita más investigación para determinar qué personas podrían obtener el mayor beneficio de los complementos de aceite de pescado.

"Aunque se han relacionado unos niveles más altos de adiponectina en el torrente sanguíneo con un menor riesgo de diabetes y de enfermedad de la arteria coronaria, todavía no está claro si el aceite de pescado influye sobre la glucosa [azúcar en la sangre] y el desarrollo de la diabetes tipo 2", apuntó Wu.

"Sin embargo, los resultados de nuestro estudio sugieren que una mayor ingesta de aceite de pescado podría aumentar moderadamente el nivel de adiponectina en sangre, y estos resultados respaldan beneficios potenciales del consumo de aceite de pescado para el metabolismo de control de la glucosa y de la grasa en las células", añadió.

Pero la asociación no prueba causalidad entre los complementos de aceite de pescado y un menor riesgo de diabetes.

Alrededor del 37 por ciento de los adultos y el 31 por ciento de los niños de EE. UU. toman complementos de aceite de pescado, según una encuesta de 2007 del Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de los Institutos Nacionales de Salud.

El estudio será publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. Fue respaldado por subsidios del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los Institutos Nacionales de Salud.